11/18/2006

Lobunas

Esta breve serie de poemas fue escrita hace varios años. Sólo se hicieron algunas copias caseras. Piden revancha. Aquí van en nuevo formato para que no caigan tan fácilmente en el olvido.

I
una mujer es siempre dos
una mujer es un espejo
un espejo es una cornisa

II
lo monstruoso es siempre doble
un lobo hace dos rostros hermosos

III
con las primeras luces del día
he sentido el cambio de cuerpo
la transformación de la cara
los posibles escupitajos de la gente

he salido a la calle soleada de luna
pero nadie parece darse cuenta

IV
un manto transpirado
se resiste a cubrir el frío
de los pies ya fríos
tan callados

V el un monstruo se alimenta de corazones
vacía a cucharadas lo que no hay

VI
he besado tantas bocas
como un muerto muere
antes de morir

VII
abierta la herida
no hay sombras en el sol

VIII
era tempranito cuando
se le ocurrió quedarse
con las monedas ojos verdes
como bocas abiertas al periódico

era tempranito para perder
la costumbre

IX
en la oscuridad del día
en la luz de la noche
en la sombra en la caída
te fuiste

X
han rozado la madera
tus pies callados
tus dedos trenzados a la fuerza
tu boca abierta al silencio

XI
se hace el amor y basta
pero hay hombres
cuyos huesos
son abismo
en el blanco de la noche

XII
si pudiera describir las negras voces
que corroen el cielo del delirio

XIII
un surco de silencio hacia abajo
un salto solo en el vacío

XIV
él escamotea mi voz en la negrura del silencio
él llena de flores mi boca de recién muerta
él es un pequeño asesino en mi garganta

XV
el corte en las alitas
la incisión en el intento
la opresión en el cuerpo hasta amoratarlo

XVI
anda a tientas toca
el silencio sin orillas
el otro idioma
busca
sonidos para la ceguera

XVII
lobo desangrado en lo más alto de la luz
lobo de luz
luz lobuna que se derrama en mis manos mojadas

XVIII
bichito de luz sin noche
lobo sin sangre
llaga sin sal
hija sin padre
luna menguante en un cielo sin sol

XIX
el mejor de mis versos es robado
soy un lobo
con dos rostros de espanto

11/07/2006

Río

la corriente imperceptible del río
te llevó y arrasó
mi mirada

el cielo atrás
adentro el misterio
(¿a quién llevaba?)

un animal abrió cauce
brillo en el cobre
limo en la serpiente

vos, vigía en la distancia
testigo del tiempo
del después

agua y tierra
dulzura de la pana

en el quieto espejo del cielo
te miré

encendida y encinta
saqué un pañuelo
a orillas de la luz

11/02/2006

Tejita

espera el bache el borde el bordado
la teja casita de mierda
lo de mamá la pampa los pibes
vestido de saco sin sexo
se vuela borrado y tocado del mapa
de muerte el tocado

dale, trincheta,
pinchá que esto pudre
tejido puto sacándome
puntos al minuto
picate, aguja,
picá el coche rutero
que encandila el día
interfiere el muerto
acopla

qué mierda
qué embarrado me dejaste el cielo
quedó pegado un favor
como yuta puta llevándose al mejor
favor tu casa, tejita,
que sigue haciendo tumulto en el vacío

Fruta caída

a la madrugada
con la boca morada
nos vamos a la cama
como frutas caídas

la copa de vino
es una luz roja
un guardián entre los sueños

el letargo llega
y me quiebro
como un predicado astillado
la cabeza suelta el sujeto tácito

en el sueño la piel
es un libro
un lomo que cabalga
un caballito de mar
una promesa

me adelgazo
entre las páginas
y me ahogo
en los brazos de las hojas

mecido por la brisa
el cuerpo es una marea
madera en la orilla
un cajón atado con cuerdas
una ventana bajo el agua

amanezco
aún ebria

10/13/2006

El obrero

"El obrero desaparece y el verso actúa: un verso se ritma allí por sí solo y se vuelve el verso, ¡sin que alguno lo imponga brutalmente y por su cuenta! [...] tal vislumbre o música sobrevenida reviste aspecto de poema y se sostiene toda en un suspenso de frase, como una nube de poniente olvidada; u otras piezas tan conmovidas por su propia tormenta."
Mallarmé, Cartas sobre la poesía

10/11/2006

Petaquita

cuándo vas a hablar
de la soda el vino
la copa a un peso
buenos gallegos y lluvia
para entrar a un bar
y acabar con todo

teneme paciencia petaquita
duermo acá en la esquina
tiro tetrabrick
saco botellas al palier
petaquita: cantate algo

pinta colchón sombra moneda
mira me acerco me toca
se ríe de paul auster
y de vos toda
yendo en tu bondi a la facu
a conseguir baratijas

él la curte en la calle
de hablar ni mu

leamos poesía
garbanzo podrido
quemo todo
soy poe

te vas
agua de florero
a fundar el devenir
en el aparador de mi casa

después me contás de juanele
hacés las paces
me pedís guita

yo me la veo venir
se me hace un nudo en el sobaco
agarro a boris vian
y sobrevivo
con los feos